top of page

Protección solar en la primavera

La primavera ya está aquí y con ella llegan olas de calor y el impacto que tiene la radiación solar se intensifica, por lo que es muy importante ser más conscientes del cuidado que le damos a nuestra piel para protegerla de la exposición solar.

Al usar diariamente bloqueador solar en el rostro y en las demás partes del cuerpo que se expongan, se reduce significativamente el riesgo de padecer algún tipo de cáncer de piel. Además, ayuda a prevenir el envejecimiento prematuro causado por el sol, incluidas las arrugas y las manchas.

En Hebbe te damos algunos consejos para elegir tu bloqueador y cuidar tu piel antes y después de la exposición solar.




TIPOS DE FILTROS SOLARES Y CUÁL ELEGIR


Los productos para la protección solar incluyen filtros físicos o químicos, incluso existen muchos productos híbridos que incluyen a ambos. Pero, ¿cuál es la diferencia entre estos dos tipos de filtros?


  • FILTROS SOLARES FÍSICOS

También son conocidos como filtros minerales inorgánicos, estos no se absorben y actúan como una barrera protectora, asentándose sobre la piel para reflejar y dispersar los rayos UVB y UVA, por lo que se considera de amplio espectro. Los dos compuestos más comunes son el dióxido de titanio y el óxido de zinc. Estos filtros son ideales si se desea aplicar rápidamente el bloqueador para exposiciones inmediatas ya que, como no se absorbe, no es necesario esperar. Estas fórmulas a menudo se recomiendan para niños, mujeres embarazadas y personas con piel sensible o propensa al acné, debido a que no es comedogénico. Además de ofrecer protección solar, el óxido de zinc tiene beneficios antiinflamatorios que funcionan bien con la piel sensible.


  • FILTROS SOLARES QUÍMICOS

A diferencia de los filtros solares físicos (filtros orgánicos), estos sí penetran parcialmente la epidermis y mediante reacciones químicas absorben los rayos UV. Los filtros químicos más utilizados son la oxibenzona, dioxibenzona, avobenzona, octocrileno, homosalato y octinoxato, que absorben y liberan los rayos UV dañinos al medio ambiente. El protector solar químico se considera más fácil de aplicar, ya que no deja residuos blancos que a menudo se asocian con los protectores solares físicos. Es importante saber que por las reacciones químicas que se producen con este tipo de fotoprotectores, la aplicación del bloqueador tiene que ser más constante.

Se ha demostrado que tanto los filtros solares físicos como los químicos son seguros y eficaces, de hecho, la mayoría de los productos fotoprotectores los combinan, así que puedes elegir sin preocupaciones.


¿CÓMO SABER QUÉ FPS NECESITO?


El Factor de Protección Solar (FPS) es una medida de cuánta energía solar (radiación UV) se requiere para producir quemaduras solares en la piel que se le aplicó protector solar en relación con la cantidad de energía solar requerida para producir quemaduras solares en la piel sin protección. Entonces, a mayor valor de FPS aumenta la protección contra las quemaduras causadas por el sol.

Si tu exposición al sol es durante breves intervalos, puedes usar un protector con FPS de 15 o superior. Sin embargo, si pasas mucho tiempo al aire libre, especialmente donde el sol es más fuerte, necesitas un protector solar con FPS 30 o superior.




RECOMENDACIONES GENERALES

  1. Adquiere un protector solar dependiendo tu tipo de piel: seca, sensible, grasa o mixta.

  2. Aplica el protector 30 minutos antes de tu exposición al sol, repite la aplicación cada 2 o 4 horas.

  3. Recuerda aplicar protector solar en zonas como las orejas, labios, contorno de ojos, cuello y manos.

  4. Aplica un producto hidratante y calmante después de exposiciones al sol prolongadas. Te recomendamos el hidrolato de aloe vera que por sus propiedades hidratantes y refrescantes te ayudarán a evitar el ardor y rojeces en la piel.


RECOMENDACIONES PARA FORMULAR TUS PRODUCTOS DE PROTECCIÓN SOLAR


La información que te hemos proporcionado es muy valiosa para el cuidado de la piel y ahora también queremos brindarte algunas opciones para formular un protector solar con la intención de que obtengas un producto de calidad que te ayude a proteger tu piel. La siguiente propuesta de formulación incluye filtros físicos y químicos debido a que se recomienda combinarlos.


Bloqueador solar FPS 50 (250 g)

FASES

INGREDIENTE

PORCENTAJE (%)

PESO (g)

FASE A

Metoxidibenzoilmetano de butilo

3 %

7.5 g

Octocrileno

8 %

20 g

Etilhexil salicilato

5 %

12.5 g

Polisilicona-15

1.5%

3.75 g

Benzofenona-3

1.5%

3.75 g

Propilenglicol

2%

5 g

Alcohol de araquidilo

1.8%

4.5 g

Polisorbato 60

0.4 %

1 g

Ciclopentaxiloxano

2 %

5 g

Sílica

1 %

2.5 g

FASE B

Agua destilada

55.6 %

139 g

EDTA Disódico

0.05 %

0.125 g

Ácido fenilbencimidazol sulfónico

2%

5 g

Trometamina

1.25%

3.125 g

Propanediol

2%

5 g

Goma xantana

0.4 %

1 g

FASE D

Alcohol

12 %

30 g


INSTRUCCIONES:

1. Calentar la Fase A a 75°C con agitación.

2. Calentar la Fase B a 75°C con agitación.

3. Agregar la Fase B a la Fase A y homogeneizar 1 minuto.

4. Enfriar a 30°C con agitación suave.

5. Añadir la Fase C y agitar durante 5 minutos y comprobar el pH final (7,0-7,4).


PARÁMETROS FISICOQUÍMICOS QUE SE DEBEN CONSIDERAR:

· pH final: 7.1

· Viscosidad: 5120 mPas


Te recomendamos tomar esta formulación como base para que tú formules tus propios productos. ¡Cuida y ama tu piel!





19 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page